Nómeros inflados
En 1998, Tanton también escribió un artículo editorial que hablaba de "tratar de lanzar la fase política del movimiento de reforma inmigratoria".

 

Si bien Tanton no explicó exactamente a qué se refería, resulta claro que buscaba desarrollar una verdadera base de apoyo popular, y volver a ganarse la confianza de los responsables de formular leyes, especialmente los muchos republicanos que se habían apartado después del fiasco de la Proposición 187. Muchos ya habían sido castigados en las encuestas por haber apoyado la proposición de California.

Típicamente, los políticos estadounidenses responden más a estos grupos que parecen representar a un verdadero electorado: grupos cuyos líderes se supone que pueden reunir votos y dinero. Obviamente, los ahora pujantes grupos anti-inmigración tenían interés en dar la apariencia de contar con grandes cantidades de miembros contribuyentes.

El problema era que la mayor parte de estos grupos no los tenía.

En primer lugar, la amplia mayoría de los fondos para gran parte de estos grupos proviene de sólo un puñado de donantes, muchos de ellos grandes fundaciones de derecha.

  • En 2000, el óltimo año para el que se dispone de declaraciones de impuestos, la American Immigration Control Foundation (AICF) de Vinson recibió 90% de sus fondos de sólo tres contribuyentes.

     

     

  • Cinco contribuciones representaron 82% de los ingresos de U.S. Inc. en el mismo año.

     

     

  • Cincuenta y ocho por ciento de las donaciones de FAIR en el año 2000 fue aportado por seis donantes.

     

     

  • Catorce donantes representaron 94% de los ingresos del Centro para Estudios de Inmigración para ese año.

La estrecha base de financiación de dichos grupos es incluso más evidente en el caso de FAIR (con un presupuesto de US$4,2 millones en 2000), que recibió más de US$6 millones de un ónico donante entre 1996 y 1999.

 

Asimismo, U.S. Inc. (cuyo presupuesto de 2000 fue de US$2,3 millones) recibió casi US$5 millones en ese período de un donante, mientras que otras tres organizaciones vinculadas con Tanton recibieron entre US$1 millón y US$2 millones en donaciones de donantes ónicos.

Si se resta este tipo de importantes donaciones de las donaciones anuales totales de los grupos -- y si se toman en serio las cuotas de membresía publicadas en los sitios web -- resulta claro que la membresía que declaran muchos de los grupos es exagerada.

Por ejemplo, después de restar las tres donaciones principales de las que se informa en los formularios impositivos de la AICF de 2000, sólo quedan US$39.386 en ingresos. Si los miembros pagan US$15 por año, tal como se indica en el sitio web de la AICF, entonces el grupo tiene como mucho 2625 miembros, muchos menos que los más de 250.000 miembros que declara tener.

Del mismo modo, ProjectUSA ha dicho que tiene 3.000miembros; pero si cada donante pagó US$20 -- una cifra sugerida recientemente en su sitio web -- tendría 841 miembros.

En el caso de FAIR, que manifiesta tener 75.000 miembros, los formularios impositivos de 2000 sugieren una base de miembros equivalente a la mitad de esa cifra.

Dan Stein, director ejecutivo de FAIR, defiende sus cifras declarando al Intelligence Report que los miembros pagan "una determinada cantidad en un período de 24 meses... más o menos US$20". En otras palabras, US$10 por año. El sitio web de FAIR dice que la membresía cuesta US$25 por año.

Las Fundaciones Las declaraciones de impuestos revelan otro aspecto oculto de muchos grupos anti-inmigración: la gran medida en la que dependen de fundaciones de derecha.

Es probable que la principal fuente de financiación de Tanton durante las dos óltimas décadas haya sido la familia Scaife, herederos de la fortuna del Mellon Bank.

Richard Mellon Scaife, una figura retraída, ha tomado parte instrumental en la creación de organizaciones de derecha tales como la Heritage Foundation y causas de similar tenor, como el "Arkansas Project", un emprendimiento para ensuciar al Presidente Clinton.

Las fundaciones de la familia Scaife, incluso aquéllas controladas por la hermana de Scaife, Cordelia May Scaife, suministraron US$1,4 millones a FAIR entre 1986 y 2000.

Estas fundaciones, junto con fideicomisos privados controlados por miembros de la familia Scaife, también han suministrado varios millones de dólares a otros grupos anti-inmigración.

Entre otras fundaciones que han respaldado a la red de Tanton se incluyen:

  • McConnell Foundation, cuyo presidente, Scott McConnell, figura en las juntas directivas tanto de FAIR como del Centro para Estudios de Inmigración;

     

     

  • Shea Foundation, que también financia al Consejo de Ciudadanos Conservadores; y

     

     

  • Las fundaciones Weeden, Salisbury, Smith Richardson, Blair y Sikes.

Unión con los extremistas
Desde 1998, se han fortalecido los vínculos entre los activistas y grupos anti-inmigración y las organizaciones de supremacía blanca clave, especialmente el Consejo de Ciudadanos Conservadores (CCC) y American Renaissance (también conocida por el nombre de su fundación madre, New Century Foundation).

 

Ese año, Coe, Spencer y Rick Oltman, representante de FAIR de la región oeste, se reunieron en Cullmar, Alabama, en una protesta organizada por el CCC contra la cada vez mayor población local de trabajadores mexicanos.

Después de la protesta, Vinson, el líder de la AICF, comenzó a escribir acerca de los peligros de la inmigración para el Citizens Informer, el periódico del CCC. Spencer comenzó a vender su vídeo anti-inmigración en el mismo tabloide.

En 1999, el CCC fue anfitrión de un panel sobre la inmigración que presentó a cuatro activistas anti-inmigración clave: Vinson, Spencer, Virginia Abernethy de Population-Environment Balance y Wayne Lutton, que el año anterior había comenzado a dirigir The Social Contract, una publicación de Tanton.

Más recientemente, Lutton se unió a la plana editorial del Citizens Informer y también se convirtió en fideicomisario de la racista New Century Foundation, madre de la revista American Renaissance.

Barbara Coe, de la Coalición de California para la Reforma Inmigratoria, ha hablado en tres recientes conferencias del CCC y escribe regularmente para el Informer.

Brent Nelson, que figura en la junta de la AICF de Vinson, comenzó a prestar sus servicios como presidente de la Conservative Citizens Foundation del CCC y como asesor del Informer.

Cuando Intelligence Report le preguntó acerca de Lutton, que trabaja en las oficinas de Tanton en Petoskey, Michigan, y acerca de otros activistas anti-inmigración que se han unido a grupos de odio, Tanton se negó a responder ésa y otras preguntas que el Report le envío por fax a pedido suyo.

Las preguntas demostraban "pocas muestras de tolerancia hacia las diferencias de opinión", escribió.

El año pasado, Virginia Abernethy, profesora emérita de la escuela de medicina de Vanderbilt y líder de Population-Environment Balance, influenciada por Tanton, se convirtió en el más reciente personaje de las redes de Tanton en unirse a la plana editorial del Citizens Informer.

"Mi opinión acerca del Consejo de Ciudadanos Conservadores", dijo a Intelligence Report, "es que respaldan los valores tradicionales y la libertad de las personas de asociarse con la gente con la que desean asociarse".

Hizo sus declaraciones el mismo día que el sitio web del CCC publicó una comparación del cantante pop negro Michael Jackson y un mono, una comparación que segón Abernethy puede haber reflejado "mal gusto" pero no racismo.

"¿Qué sentido tiene una sociedad que impulsa la mezcla [racial]?" preguntó cuando se hizo referencia a otro elemento del sitio web del CCC que denostaba a la esposa de Daniel Pearl, periodista del Wall Street Journal asesinado, como una mujer de "raza mixta" que estaba "comprometida con la amalgama racial y étnica".

"Nuestra sociedad impulsa la mezcla", añadió la profesora de Vanderbilt, ahora jubilada. "Pienso que probablemente no es algo bueno para la sociedad".