La amenaza de la derecha
Dos semanas después del viaje de cabildeo de NumbersUSA a las oficinas de Tom Tancredo y otros congresistas, Glenn Spencer, responsable de American Patrol, entidad anti-inmigración financiada por Tanton, fue uno de los principales oradores en una conferencia ofrecida por Jared Taylor de la revista American Renaissance.

 

Se unieron a Spencer, quien advirtió a su póblico que una segunda guerra entre México y EE.UU. estallaría en 2003, varios extremistas clave:

  • Mark Weber, director del Institute for Historical Review, que niega que el Holocausto hubiera ocurrido;

     

     

  • Don Black, experto en redes de poder blanco, antiguo miembro del Klan y ex convicto.

     

     

  • Gordon Lee Baum, "principal funcionario ejecutivo" del CCC; y

     

     

  • varios miembros de la Alianza Nacional neonazi.

Los neonazis como aquéllos de la Alianza Nacional no integraban el grupo que cabildeó ante Tancredo y los otros políticos en el evento de NumbersUSA dos semanas antes.

 

Pero son claras indicaciones de que la red de Tanton y algunos de sus nuevos amigos abrieron una serie de caminos clave en las salas del Congreso.

Por ejemplo, el CCC, partidario de la supremacía blanca, más tarde hizo gala por escrito de cómo "se había dado la bienvenida a sus miembros... que habían hecho varias paradas" durante el viaje de cabildeo. Se ofrecieron copias de su Citizens Informer tanto a congresistas como a senadores, informó el periódico del grupo.

Varios de los activistas anti-inmigración que asistieron luego sostuvieron que el cónclave de Tancredo había crecido específicamente a causa de sus esfuerzos de cabildeo. Al finalizar el día, el CCC dijo a sus miembros que ahora se esperaba que el Senado aprobara una ley restrictiva de seguimiento de visas, que decían era probable que firmara el Presidente Bush.

También hubo otras indicaciones de la fuerza de la red de Tanton dentro del cónclave de inmigración del congreso de Tancredo.

Rosemary Jenks, que solía ser investigadora del Centro para Estudios de Inmigración, y Linda Purdue, que ha trabajado con Tanton durante años, son ahora ambas cabilderas de NumbersUSA.

Cuando se dirigió a sus colegas cabilderos, estando Tancredo aón en la sala, Jenks dijo que podían comunicarse tanto con ella como con Purdue en cualquier momento en las oficinas de Tancredo, en las que, sostuvo "eran virtuales miembros del personal".

Este tipo de estrategia había sido explícitamente prevista en los memorandos WITAN, bajo subtítulos tales como "Infiltrarse en el comité de asuntos judiciales" y "Asegurar la designación de nuestros amigos" en puestos gubernamentales clave.

En efecto, Cordia Strom, quien fuera directora de asuntos legales de FAIR, se convirtió en miembro del Subcomité de Inmigración de la Cámara en 1996. Hoy en día, se desempeña como asesora del director y coordinador de asuntos relacionados con el Congreso para el Servicio de Inmigración y Naturalización.

Existe la verdadera amenaza de que los miembros del Congreso, muchos de los cuales se apuran por participar en cuestiones relacionadas con la inmigración después de los ataques del 11 de septiembre, sean convencidos por los propagandistas de la derecha racista.

Las encuestas de opinión muestran de manera consecuente que la mayoría de los estadounidenses cree que se debe reducir la inmigración a niveles más bajos que los actuales, aunque ello no implica que respalden las ideas de los partidarios de la supremacía blanca u otros intolerantes.

Sin duda, los cabilderos que hicieron visitas en febrero fueron tomados muy en serio por aquéllos a quienes visitaron. Actualmente, la página web Congressional Immigration Reform Caucus de Tancredo incluye vínculos a la páginas de toda una gama de grupos asociados con Tanton.

El peligro no radica en que los estadounidenses debatan acerca de los niveles de inmigración, sino en que el debate sea controlado por intolerantes y extremistas cuyos puntos de vista son el anatema de los ideales sobre los cuales se fundó este país.