Conmocin en la Derecha

Furiosos ex colaboradores del Cuerpo de Defensa Civil Minuteman estn cuestionando los procedimientos contables del fundador del grupo Chris Simcox.
Dos simples preguntas
Su rechazo a cooperar puede constituir la ruina de Simcox. Según un artículo del 20 de julio del The Washington Times, un periódico derechista con una larga trayectoria de estridentes editoriales anti-inmigración e informes a favor de Minuteman, "Un número creciente de líderes y voluntarios del Cuerpo de Defensa Civil Minuteman está cuestionando el paradero de cientos de miles, quizá millones, de dólares de donaciones recaudadas durante los últimos 15 meses, poniendo en tela de juicio la responsabilidad del líder de la organización".

El artículo también informó que "miembros [del MCDC] declararon que el dinero que se les prometió para alimentos, combustible, radios, computadoras, carpas, instrumentos de visión nocturna, binoculares, inodoros portátiles y otros equipos y suministros necesarios nunca llegó a las manos de los voluntarios que se han encargado de los puestos de observación".

El artículo del Washington Times se basó en parte sobre entrevistas con Cole y con el ex coordinador de campo de Minuteman Mike Gaddy, quien dijo que Simcox rechazó su oferta de pagar por un auditor con su propio dinero el año pasado, a fin de "responder a inquietudes crecientes entre los miembros con respecto a las finanzas del grupo".

"[Simcox] me dijo que lo que él hacía era problema suyo", aseguró Gaddy.

Cuando Simcox quería llegar a donadores potenciales del MCDC, publicaba anuncios en The Washington Times, ya que los activistas anti-inmigración -- sus colaboradores clave -- tienen un muy buen concepto del periódico. Por este motivo, no había forma en la que Simcox pudiera descartar las revelaciones hechas en el artículo del 20 de julio como acusaciones infundadas de los medios de comunicación liberales, como lo ha hecho con informes anteriores sobre las prácticas de recaudación de fondos de su organización.

Aun así, intentó controlar el daño con la siguiente respuesta al artículo de The Washington Times, publicada en la página web del MCDC: "Los críticos están obteniendo información falsa de personas descontentas que formaban parte del personal o que participaron en el equipo líder y a quienes se despidió por no cumplir con los estándares del MCDC. Por tanto, estos Minutemen despedidos no cuentan con un conocimiento real de las finanzas del MCDC".

El director editorial del Washington Times, Fran Coombs, contraatacó. "Chris Simcox y compañía pueden atacar a este periódico cuantas veces quieran, lo cual es irónico después de toda la cobertura que hemos dado a su organización y a su temática a través de los años", escribió Coombs en la página web del periódico. "Pero la historia no es acerca del The Washington Times. Es acerca del dinero que incontables ciudadanos estadounidenses aportaron de buena fe a los Minutemen porque creyeron en la causa de asegurar las fronteras de nuestra nación. Así que es hora de que [Simcox] deje las evasivas y empiece a contestar dos preguntas muy simples: ¿Dónde está el dinero? y ¿Cómo se está gastando?".

Simcox aún así se negó a responder. Y la ley no le exige revelar ninguna información financiera porque el Cuerpo de Defensa Civil Minuteman no está registrado como corporación sin fines lucro en el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service, IRS). El pasado mes de septiembre, Simcox declaró a los reporteros que se había presentado la solicitud. Sin embargo, la vocera del MCDC Connie Hair declaró para el periódico The Arizona Republic a inicios de agosto -- casi un año después -- que el grupo "planea reunir todos los requisitos para la presentación de la solicitud este mes", agregando que "los retrasos con el complejo trámite [han] retardado el proceso". (La página web del IRS contiene las instrucciones paso a paso para establecer una organización sin fines de lucro y brinda un número telefónico gratuito para realizar consultas.)

En su declaración a fines de julio, publicada la misma semana en la que se publicó la historia del The Washington Times, Simcox aseguró que "una compañía de recaudación de fondos de gran reputación y responsabilidad que se especializa en la administración de cuentas de organizaciones sin fines de lucro ha registrado, procesado y depositado todas las donaciones que se han recibido. Los fondos se encuentran depositados de forma segura y apropiada en una cuenta bancaria asegurada, están supervisados por un contador público certificado y un abogado, y son desembolsados por un depositario legal de documentos autorizado únicamente para gastos aprobados y facturados".

La compañía de contabilidad de "gran reputación y responsabilidad" que el MCDC contrató para manejar las donaciones es American Caging, Inc., una compañía con sede en Houston. Maureen Otis, presidente de American Caging, emitió una declaración confirmando que "desde el día en que se incorporó el MCDC, mi compañía ha actuado como contralor y depositario legal de documentos para el MCDC". Pero esa declaración no es suficiente para aliviar las inquietudes de los donantes del MCDC, ya que al parecer, American Caging tiene problemas para mantener en orden su propia contabilidad. La oficina del Contralor de Cuentas Públicas de Texas registra la situación de American Caging Inc. como "carente de un buen historial" debido a que "no ha cumplido con todos los requisitos fiscales del estado". (El cliente más importante de American Caging Inc. es la Alianza de la Declaración (Declaration Alliance), un consorcio derechista establecido por Alan Keyes en 1996 para ofrecer oposición al aborto legalizado y a los derechos civiles de los homosexuales. El MCDC está identificado en su página web como "un proyecto de la Alianza de la Declaración", lo cual lleva a los críticos de Simcox a especular que la Alianza de la Declaración puede estar recibiendo una gran tajada de las donaciones al MCDC.)

Las aseveraciones de Simcox sobre la regularidad financiera no disuadieron al comité editorial del The Washington Times de criticarlo severamente en la editorial del 25 de julio. "Como colaboradores del Cuerpo de Defensa Civil Minuteman, fue para nosotros desalentador leer... acerca de los cuestionamientos y críticas a la administración de la organización de Chris Simcox", empezaba la editorial. "Lo cierto es que nadie, a excepción del Sr. Simcox, sabe cuánto dinero ha sido donado y en qué se ha utilizado. Hasta el momento, el Sr. Simcox no ha sido capaz de brindar una buena explicación, al menos una que se pueda verificar de forma independiente".

La editorial hizo un llamado de "transparencia" inmediata en las finanzas del MCDC. Pero ni aun así Simcox brindó acceso a sus libros. En lugar de ello, prometió que el MCDC divulgaría un informe financiero detallado antes del 15 de noviembre, según lo exige el IRS.