Y eso es todo. A medida que el video avanza hacia sus minutos culminantes, se pueden oír varios milicianos que expresan frustración por no encontrar evidencias de prostitución. En un punto, incluso Czajkowski suena triste. "Realmente, eso fue una gran pÉrdida de tiempo", expresa. "No encuentro lo que estamos buscando".

Increíblemente, hasta la fecha, el SDMM y sus simpatizantes hacen circular este video como prueba de un centro de prostitución infantil en los bosques McGonigle Canyon.

Dos perspectivas de McGonigle
John Carlos Frey, un cineasta de L.A., se pasó un año documentando las vidas de los residentes de McGonigle Canyon para la película que produjo en el año 2006: "The Invisible Mexicans of Deer Canyon" (Los mexicanos invisibles de Deer Canyon. Deer Canyon es un nombre más antiguo del lugar). Es un lugar, según lo sugiere la película, de verdadera adversidad, pero tambiÉn, a veces, de extraordinaria belleza.

Un inmigrante llamado Pedro dice que vive en el cañón para ahorrarse $700 dólares mensuales que le costaría un departamento de un ambiente en Escondido, a unas 20 millas de distancia. Otro le muestra a Frey cómo llena de piedras el suelo debajo de su cama para que no suban las pulgas, mientras que un tercero encuentra una serpiente de cascabel enroscada sobre su cama. Los trabajadores se muestran comiendo y cocinando, algunos con cocinas a gas y otros haciendo fogatas.

Oculta en una cueva en lo profundo del cañón, la película tambiÉn muestra una capilla construida para realizar las misas dirigidas por representantes de Nuestra Señora del Carmen, una iglesia católica de una ciudad cercana. Hay bancos de madera que forman un espiral desde un altar de adobe rosado revestido con lozas de color turquesa y cubierto con flores de seda y una estatua de la Virgen de Guadalupe, la patrona de México. Es un lugar muy bello y silencioso que, desde fines de la dÉcada de 1980, fue el lugar de reuniones para los que no tenían otra iglesia. (Hacia fines del año pasado, la estructura fue desmontada por la iglesia debido a una urbanización).

Pero para los hombres y mujeres del SDMM, este cañón ha sido un lugar desagradable del Tercer Mundo durante demasiado tiempo, una visión aterradora de lo que está sucediendo rápidamente en los Estados Unidos. Aunque algunos de ellos viven en algún lugar cerca de aquí, (con un precio medio de viviendas de $500,000 dólares, casi nadie puede darse el lujo de vivir en el vecindario) vienen para protestar y participar en lo que denominan "recon". Para ellos, eso significa recolectar y desechar "basura". Para los residentes del cañón, esa "basura" es propiedad personal que los miembros del SDMM les están robando y destruyendo en un intento por sacarlos de allí de una vez y por todas.

Para el SDMM, despuÉs de todo, Éste no es un lugar de luchas y trabajadores marginados, sino de prostitución infantil y "sacrificios de santería vudú".

El cargo de "vudú" se origina en un video del SDMM, ahora publicado en YouTube, que muestra a milicianos caminando alrededor de un montón de tierra y piedras lisas hecho por el hombre. Se los escucha sugiriendo que se trata de un altar de santería que probablemente contiene los restos de sacrificios de animales, quizás incluso de cuerpos humanos muertos. Pero Frey no tuvo que especular. Justo algunos meses antes, les había preguntado a los residentes del cañón acerca del montón de tierra.

Señalando los brotes verdes que salía del mismo, explicaron que era una tradicional maceta mexicana usada para germinar árboles jóvenes de limones.

Pero la verdad nunca distrajo a Jeff Schwilk.

"Este bellísimo cañón estadounidense finalmente recuperará su gloria original una vez que se sane de la devastadora pesadilla ambiental de entre 400 y 2000 inmigrantes que llenaron de basura el lugar durante dÉcadas", escribió Schwilk en un correo electrónico del SDMM hace poco tiempo. "Pronto quedará libre de toneladas de residuos desagradables, desechos humanos, prostitución infantil semanal, tráfico de drogas, otros delitos, familias y bebés que viven en condiciones insalubres e inseguras, consumo masivo de alcohol y el gran peligro de incendio que representan las fogatas ilegales. Y la recientemente descubierta práctica de santería en el cañón, la demoníaca religión vudú practicada en algunos lugares de LatinoamÉrica, junto con sacrificios de animales ilícitos".

¿Adónde se encuentra el SDMM?
Jeff Schwilk y sus seguidores permanecen bajo el escrutinio de la policía, son mantenidos a distancia prudente por los grupos Minuteman nacionales y están sujetos a críticas por ex voceros, entre los que se incluyen Ray Carney, quien acusa a Schwilk de "vestir un traje blanco limpio mientras que todos los demás se ensucian jugando en su lodo".

Pero los soldados de Schwilk continúan felices, convencidos de que la lucha contra los "subversivos extranjeros" está cambiando las cosas. Se jacta de lograr el cierre de un centro de trabajo a jornal en Oceanside y, lo que es menos creíble, de exponer al envidioso gobierno mexicano entrometiÉndose en las políticas de inmigración de los EE.UU. Uno de los "Éxitos" del SDMM es aparente. Si echamos un vistazo hoy en día veremos que es probable que Schwilk y sus aliados estÉn en camino a echar a los últimos inmigrantes de McGonigle Canyon. Los inmigrantes restantes, aterrados por las operaciones de vigilancia, ahora sólo construyen refugios pequeños y más fáciles de ocultar. En marzo, un reportero no encontró cobertizos más altos que la rodilla. Una cama estaba hecha de palos, lodo y piedras, un nido humano que no era más grande que una tabla de surf. En otro lugar, una radio, una lámpara, suÉteres, tarjetas telefónicas y una carta de amor escrita en español quedaron abandonados indicando que sus propietarios huyeron de prisa.

Mientras tanto, Schwilk comenzó a trabajar como el director de comunicaciones del capítulo local del American Independent Party (Partido Independiente Estadounidense, AIP), que se opuso a las leyes de derecho civil y funcionó como el vehículo electoral de la segregacionista campaña presidencial del gobernador de Alabama George Wallace en 1968.

El AIP, que actualmente está afiliado con el Partido Constitucional de extrema derecha, se ha unido a la batalla para finalizar la inmigración ilegal en los últimos meses. Pero mientras estos líderes de partidos de línea dura han respaldado con entusiasmo a Schwilk, la hija del fundador del partido les dijo a los reporteros que estaba "muy molesta" por su nombramiento. Dados los antecedentes legales y políticos de Schwilk, Nancy Spirkoff le dijo a North County Times, que vincular el nombre de AIP con el de Él es "un golpe para el partido".

¿Será que Jeff Schwilk está ganando su batalla? Eso queda abierto al debate. Pero una cosa es segura. A pesar de sus antecedentes, el SDMM logró avanzar un poco.

Eso fue especialmente obvio en noviembre pasado, cuando la estación KNBC-TV de Los ángeles transmitió una historia sobre McGonigle Canyon. Usando secuencias de video "encubiertas" filmadas por la estación y claramente inspiradas por las acusaciones relacionadas con la "Cueva de la violación", la reportera Ana Garcia desarrolló una historia de dos partes que tenía como fin mostrar cómo el cañón se había convertido en un centro de "alcoholismo, tráfico de drogas y prostitución". Dejando de lado las secuencias de video del cañón, la serie se enfocó en entrevistas con Julie Adams, la mujer que dirigió la iniciativa del otoño pasado por "recuperar" el cañón (esto no se mencionó en la pieza de Garcia) y Brook Young. Young es un asociado del SDMM cuyo sitio web incluye vínculos a una serie de grupos de repulsión y cuenta con videos con títulos festivos, como por ejemplo, "Los comunistas son derrotados".

"Se bebe mucha cerveza y hay muchas borracheras, así como también tráfico de drogas y prostitución", dice Garcia en su entrecortada voz. "Las mujeres son llevadas a los poblados en grupos, los burdeles se preparan entre los arbustos".

Sólo hubo un problema. Ninguna de las secuencias de video de la KNBC mostró nada parecido a una prostitución, mucho menos tráfico de drogas ni gente bebiendo. Lauren Mack, vocero de la oficina federal de inmigraciones en San Diego, les había dicho a los reporteros anteriormente que los oficiales no habían podido probar ninguna de las quejas de tráfico sexual en el cañón. El capitán de la Policía de San Diego, Boyd Long, quien trabajó con los oficiales federales para realizar una supervisión encubierta del cañón, dijo exactamente lo mismo. Pero nada de eso pareció molestar a la KNBC, que publicó su pieza durante la semana del sondeo.

En su primera pieza, Garcia en un punto hizo un corte para preguntarle al Capitán Long acerca del tráfico sexual: "¿Y quÉ opina de la prostitución que tenemos filmada?"

"No tengo conocimientos de que haya prostitutas en el lugar", respondió el capitán de policía. "Me gustaría ver cualquier tipo de evidencia o secuencia de video que tenga".