Las fuerzas que buscan reducir drásticamente el número de inmigrantes que ingresan a Estados Unidos obtuvieron una sensacional victoria el pasado mes de junio, cuando la ira nativista causada por una "amnistía" para los indocumentados saboteó un importante paquete bipartito de reformas para la inmigración, que contaba con el apoyo del presidente Bush. Muchos miembros del Congreso no estaban preparados en absoluto para la avalancha de irritados correos electrónicos, llamadas telefónicas y faxes recibidos: una inundación tan masiva que hizo colapsar el sistema telefónico, ya que entraron más de 400,000 faxes.

Pero no deberían haberse sorprendido. La furiosa ola nativista fue impulsada, en su mayor parte, por una serie de organizaciones promotoras de la restricción inmigratoria, creadas hace más de 20 años, que ya se convirtieron en componentes características del capital de la nación.

La gran mayoría de estos grupos fueron fundados o financiados por John Tanton, uno de los arquitectos principales del movimiento nativista contemporáneo quien, hace 20 años, ya advertía sobre un destructivo "avalancha latina" que se dirigía hacia los Estados Unidos. La mayoría de estas organizaciones utilizaron sus vastos recursos en los días previos a la votación del proyecto de ley que causó una reacción nativista que, finalmente, dio como resultado su muerte.

En el centro de la red de Tanton se encuentra la Federación Norteamericana para la Reforma de la Inmigración (FAIR, por sus siglas en inglés), la organización sin fines de lucro más importante que exacerbó la reacción en contra de la inmigración. Fundada por Tanton en 1979, FAIR se caracteriza desde hace mucho tiempo por sus actitudes anti-latinas y anti-católicas. Ha mezclado su intolerancia con cierta inclinación por la eugenesia, la idea de engendrar seres humanos mejores, desacreditada debido a sus asociaciones nazistas. Aceptó la suma de $1,200,000 dólares de una infame fundación racista de eugenesia.

Empleó a funcionarios que ocupan puestos clave y que también son miembros de grupos defensores de la supremacía blanca. Recientemente promovió teorías racistas de conspiración referidas a los objetivos secretos de México en el sudoeste de los EE.UU. y a una teoría alternativa que supone la existencia de planes secretos para unir los Estados Unidos con México y Canadá. Sólo en febrero de este año, el presidente de FAIR, Dan Stein, buscó "asesoramiento" a los líderes de un partido político racista de Bélgica.

Los funcionarios de FAIR se negaron a hacer comentarios al respecto en repetidas oportunidades.

Nada de todo esto —ni ningún otro elemento que pone en evidencia la intolerancia y el racismo que mueve al grupo— parece haber afectado el prestigio de FAIR en los medios. Sólo en los primeros 10 meses de 2007, el grupo fue mencionado casi 500 veces en importantes medios de comunicación, casi sin ninguna mención de sus aspectos más desagradables. Stein fue presentado en "Lou Dobbs Tonight" de CNN al menos en 12 oportunidades durante el mismo período, además de aparecer innumerables veces en otros programas televisivos de noticias. Y quizá lo más sorprendente de todo es que el Congreso ha tomado en serio a FAIR, ya que convocó a sus funcionarios para dar su testimonio en cuestiones inmigratorias más de 30 veces desde el año 2000.

"La triste realidad es que los intentos de reforma de nuestro sistema inmigratorio están siendo saboteados por organizaciones movidas por el odio", manifestó Henry Fernández, miembro principal y experto en inmigración del Center for American Progress (Centro para el Progreso Norteamericano), un comité asesor "progresista". "Los antecedentes de muchos líderes enemigos de la inmigración deberían inhabilitarlos incluso para participar en los debates más importantes, y sin embargo la prensa estadounidense los menciona sin siquiera tener en cuenta sus creencias extrañas, a menudo racistas".

El fundador: primeras señales
Desde hace décadas, John Tanton controla un imperio nativista desde el cuartel general de su fundación, U.S. Inc., situada en Petoskey, Michigan. Aunque dirige simultáneamente su propio grupo de odio —The Social Contract Press, mencionado desde hace muchos años por el Centro de Leyes para la Pobreza en el Sur debido a sus escritos anti-latinos y a favor de la supremacía blanca— Tanton sigue siendo el cerebro de FAIR. De hecho, U.S. Inc. financia gran parte de las actividades de lobby impulsadas por FAIR, y por lo menos hasta 2005, Tanton dirigía Research and Publications Committee (Comité de investigación y publicaciones), el grupo que crea y luego difunde los escritos de opinión de FAIR. En su informe anual de 2004, FAIR destacó a su propio ideólogo principal, cantando las alabanzas de Tanton por "la calidad visionaria que no ha menguado en absoluto".

Sin embargo, ¿en qué consiste exactamente la visión de Tanton?

Desde hace mucho tiempo se conocen las actitudes intolerantes de Tanton: desde 1988, cuando se filtraron a la prensa una serie de documentos internos de 1986, conocidos como los memorandos WITAN. En estos memorandos, escritos a colegas del personal de FAIR, Tanton les advertía sobre un futuro "avalancha latina" y se preocupaba porque las altas tasas de natalidad de los latinos harían que "la actual mayoría tuviera que entregar el poder político a un grupo que simplemente es más fértil". Tanton humilló a los latinos repetidas veces en los memorandos, donde se preguntaba si éstos "traerían consigo la tradición de la mordida [soborno], la falta de compromiso en las cuestiones públicas" y también cuestionaba la "capacidad de educación" de los latinos.

Haciéndose eco de sus antecesores nativistas del siglo XIX, quienes temían a los inmigrantes católicos provenientes de Italia e Irlanda, Tanton atacó a menudo a los católicos, en términos no muy diferentes a los utilizados por el Klan y el Partido No Saben Nada (Know-Nothing Party) de la década de 1840. Por ejemplo, en los memorandos WITAN mostraba su preocupación de que los inmigrantes latinos pusieran en peligro la separación de iglesia y estado y debilitaran el apoyo a la escuela pública. Sin perder de vista a cualquier católico amenazante y fecundo, Tanton incluso recordó a sus colegas: "Tengan en cuenta que muchos de los vietnamitas que llegan también son católicos".

Los memorandos filtrados causaron un escándalo. Arnold Schwarzenegger y Walter Cronkite renunciaron al consejo directivo de un grupo dirigido por Tanton, U.S. English, luego de la publicación de los memorandos, en 1988.

La Directora Ejecutiva de U.S. English, Linda Chávez —ex funcionaria de la administración de Reagan y, posteriormente, comentarista conservadora— también renunció y consideró las opiniones de Tanton como "anti-hispanas, anti-católicas e imperdonables".

En 1994 la casa editorial Social Contract Press de Tanton volvió a publicar un libro francés abiertamente racista, The Camp of the Saints, sobre el cual Tanton escribió que estaba "honrado" al volver a publicar esta novela de guerra racial. Lo que Tanton llamó un libro "profético" describe la toma de Francia por las "hordas morenas" de los indios, "mendigos grotescos de las calles de Calcuta", que llegan en una desesperada flotilla de refugiados. Ataca a los liberales blancos quienes, en lugar de expulsar a los indios, "llenaron todas nuestras camas de hospital de modo que los portadores del cólera y los miserables leprosos podían propagar la enfermedad entre las sábanas blancas…y atiborraron nuestras enfermerías de niños monstruos". Además explica cómo, después de que los indios tomaron Francia, las mujeres blancas eran enviadas a "prostíbulos para hindúes". En un epílogo especial para la edición de la novela de Tanton, el autor Jean Raspail escribió acerca de sus miedos que "la proliferación de otras razas condena nuestra raza, mi raza, a la extinción".

¿Y la opinión de Tanton del libro que publicó? "Estamos en deuda con Jean Rapail por su introspección sobre la condición humana y por estar 20 años adelantado a esta época. La historia lo juzgará más generosamente de lo que lo han hecho algunos de sus contemporáneos".

Tanton ha sugerido en repetidas oportunidades que la inmigración traerá como consecuencia el conflicto racial; en los memorandos WITAN afirma que el hecho de que "los blancos tengan cada vez menos poder y control sobre sus vidas" podría causar "una explosión". Más de una década después, en 1998, hizo un comentario similar en una entrevista con un periodista, cuando sugirió que los blancos inevitablemente desarrollarían conciencia racial, porque "la mayoría de las personas no quieren desaparecer en el cesto de basura de la historia". Tanton agregó que, cuando los blancos tomaran conciencia racial, el resultado sería "la guerra de cada uno contra todos".

En 1997, Tanton manifestó sus puntos de vista en cuanto a lo inevitable de la inmigración que aplastó a los blancos americanos. "En el laboratorio de bacteriología, tenemos placas de cultivo", explicó.

"Ponga un insecto allí y empezará a crecer y a hacerse más grande y grande. Crecerá hasta que finalmente ocupe toda la placa. Luego colapsará y morirá".

Los amigos del fundador
No es de sorprender que Tanton contrate a personas con opiniones similares. Por ejemplo, su asistente de toda la vida es Wayne Lutton, quien trabaja en las oficinas de Tanton en Petoskey y es editor de la revista The Social Contract, publicada por la imprenta de Tanton. Lutton no sólo está vinculado a ideas de supremacía blanca, muchas de las cuales publica en su revista, sino que también ha ocupado posiciones de liderazgo en cuatro grupos blancos de odio nacionalistas: el Consejo de Ciudadanos Conservadores (CCC), National Policy Institute (Instituto de Políticas Nacionales) y las publicaciones racistas The Occidental Quarterly y American Renaissance. Lutton escribió artículos para Journal of Historical Review, que se especializa en la negación del Holocausto. En sus inicios, Lutton y Tanton escribieron The Immigration Invasion, una publicación nativista que fue retenida por funcionarios de la frontera canadiense por ser considerada contrabando de odio.

Bajo el liderazgo editorial de Lutton, la revista de Tanton ha publicado docenas de artículos escritos por prominentes defensores de la supremacía blanca. Una edición especial incluso fue dedicada al tema "Europhobia: The Hostility Toward European-Descended Americans" ("Eurofobia: la hostilidad hacia los estadounidenses de ascendencia europea") y publicó un artículo de fondo escrito por John Vinson, jefe del grupo de odio apoyado por Tanton, American Immigration Control Foundation (Fundación de Control de Inmigración en los EE.UU.). En este artículo, Vinson sostenía que el multiculturalismo estaba reemplazando a la "exitosa cultura euro-americana" con "culturas disfuncionales del Tercer Mundo". Tanton se explayó sobre sus propios comentarios, censurando el "odio y temor injustificados" de los blancos, que atribuía a los "multiculturalistas" y a los inmigrantes.

Supuestamente Stein, el presidente de FAIR, está bien al tanto de estos artículos y otros más, ya que hasta el año 2003 fue asesor editorial de The Social Contract. Y Stein no fue el único. Tanto Sharon Barnes como Diana Hull, miembros del consejo directivo de FAIR, integraron la junta de asesores editoriales de la revista. El actual director de medios de FAIR, Ira Mehlman, fue asesor en 2001 y 2002, y su ensayo "Grand Delusions: Open Borders Will Destroy Society" (Grandes desilusiones: las fronteras abiertas destruirán la sociedad), fue publicado en las páginas de la revista.

En la actualidad, FAIR continúa publicando The Social Contract en su sitio en Internet, y afirma que la revista "ofrece estudios exhaustivos sobre inmigración, población, idioma, asimilación, medio ambiente, unidad nacional y equilibrio entre los derechos individuales y las responsabilidades civiles".

Entonces, ¿qué posición ocupa FAIR en cuanto a las opiniones de Tanton? El grupo nunca criticó ni buscó tomar distancia de su fundador. De hecho, en 2004, Stein insistió en que Tanton "nunca reafirmó la inferioridad ni la superioridad de ningún grupo racial, étnico o religioso. Jamás". Ese mismo año, FAIR organizó una fiesta en honor a Tanton por sus 25 años de servicio. Hasta la actualidad, Tanton sigue integrando el consejo directivo de FAIR.

La conexión con la eugenesia
Probablemente la prueba más conocida del extremismo de FAIR la ofrezca el hecho de que acepta fondos de un grupo de odio famoso, situado en la ciudad de Nueva York, Pioneer Fund. A mediados de la década de 1980, cuando el presupuesto de FAIR todavía rondaba los cientos de miles de dólares, el grupo recurrió a Pioneer Fund, que fue fundado en 1937 con el fin de promover el patrimonio racial de los colonos originales, financiar estudios sobre raza e inteligencia y fomentar políticas de "mejoramiento racial". (Pioneer se ha concentrado en estudios cuyo objetivo es demostrar que los negros son menos inteligentes que los blancos, pero también ha apoyado a grupos nativistas como ProjectUSA, dirigido por Craig Nelsen, ex miembro del consejo directivo de FAIR).

Pioneer Fund vio con buenos ojos a FAIR, y entre 1985 y 1994 aportó aproximadamente $1,200,000 a FAIR. En 1997, cuando el periódico Phoenix New Times le preguntó a Tanton sobre este tema, él declaró "desconocer la relación de Pioneer Fund con numerosos investigadores cuyo objetivo es, aparentemente, comprobar la inferioridad de los negros, como tampoco sus desagradables lazos con el nazismo". Sin embargo, no dijo lo mismo en 2001, cuando insistió en que se sentía "cómodo en compañía de otros beneficiarios de Pioneer Fund". Actualmente, Tanton se defiende diciendo que él no es diferente de los "grupos partidarios de las fronteras abiertas", que aceptan dinero de la Fundación Ford, organización liberal fundada por Henry Ford, el fabricante de automóviles antisemita. Lo que él ignora es que la Fundación Ford, a diferencia de Pioneer Fund, no promueve ideas racistas.

Hubo quienes exigieron que FAIR devolviera el dinero a Pioneer, pero nada de eso sucedió. De hecho, cuando se le preguntó al respecto en el año 1993, Stein respondió a un periodista: "Mi trabajo es conseguir todo el dinero que pueda de Pioneer". Una de las razones por las cuales Stein no vacila en aceptar su dinero es que la organización FAIR está interesada desde hace mucho tiempo en la pseudociencia de la eugenesia.

Uno de los líderes tradicionales de FAIR y héroe personal de Tanton fue el difunto Garrett Hardin, un comprometido eugenista que durante años fue profesor de ecología humana en la Universidad de California. Hardin, quien falleció en 2003, también recibió fondos de Pioneer Fund y los utilizó para ampliar su ensayo de 1968: "The Tragedy of the Commons" ("La tragedia de los comunes"). En éste, Hardin escribió: "La libertad de engendrar será la ruina de todos".

La guerra de razas y la obligación de morir
Pero eso no fue lo más grave. En una entrevista realizada en 1992 con la revista Omni, Hardin afirmó que estaba a favor del infanticidio —"Un feto tiene tan poco valor que no tiene sentido preocuparse por él"— como método "efectivo de control de la población". Sostuvo que el Tercer Mundo está repleto de "la próxima generación de reproductores" que deben ser detenidos. Desalentó la ayuda a los africanos que mueren de hambre, ya que eso sólo "fomentaría el crecimiento de la población".

Y Hardin no era el único. Un actual miembro del consejo directivo de FAIR, Richard Lamm, tres veces gobernador demócrata de Colorado, expresó algo similar en 1984, cuando todavía era gobernador: "Las personas que tienen una enfermedad terminal tienen la obligación de morir y dejar el camino libre".

Al igual que Tanton, Lamm también teme a una futura guerra de razas. En su novela futurista publicada en 1985, Megatraumas: America at the Year 2000 (Megatraumas: EE.UU. en el año 2000), Lamm lo explica de este modo: "La falta de control de nuestras fronteras permitió que todos los años se establecieran 2 millones de inmigrantes legales e ilegales en los Estados Unidos. Eso provocó un aumento del desempleo, que subió a un 15.2 por ciento en 1990 y a un 19.1 por ciento este año. … La serie de bombas incendiarias ocurridas en todo el sudoeste y el sitio de tres meses en el centro de San Diego en 1998 fueron obra de la segunda generación de hispanos, es decir, hijos de inmigrantes".

Hacia fines de 2004, Lamm expresó temores raciales similares cuando declaró a un periodista que las "nuevas culturas" de los EE.UU. "estaban diluyendo lo que somos y quiénes somos".

Por su parte, en un editorial escrito por Tucker Carlson para el Wall Street Journal en 1997, se le preguntó a Stein sobre la creencia de Hardin de que sólo las "personas inteligentes" deberían engendrar hijos. "Sí, ¿qué hay con eso?", respondió Stein. "¿Qué problema tiene con eso?"

Luego de la muerte de Hardin, John Tanton creó un grupo llamado The Garrett Hardin Society en honor a su mentor, dedicado a "la preservación de los escritos y las ideas de Hardin". El consejo directivo de la sociedad está integrado por Tanton, Wayne Lutton y el director ejecutivo recientemente designado de U.S. Inc., John Rohe, autor en el año 2002 de una aduladora biografía de Tanton y su esposa, que parece describir la vida de un santo.

Contratar a los desfavorecidos
Hacia fines de 2006, FAIR contrató como representante del área oeste, una posición clave de organización, a un hombre llamado Joseph Turner. Probablemente Turner resultó interesante para FAIR por haber escrito algo que terminó siendo una especie de modelo de ordenanza en contra de los inmigrantes ilegales para la ciudad de San Bernardino, California. Sobre la base del trabajo de Turner, FAIR escribió una versión de la ley, que ahora es promovida en muchas otras ciudades (dicha ley viola, casi sin lugar a dudas, la Constitución, pero no fue impedimento para despertar el interés de numerosas municipalidades).

Pero hubo más sobre Turner de lo que FAIR reveló. En 2005, Turner había creado y luego dirigido un grupo nativista denominado Save Our State. El grupo se caracterizaba por su falta de interés en desvincularse de los "cabezas rapadas" neonazis que a menudo acudían a sus concentraciones... algo que prácticamente todos los demás grupos nativistas, preocupados por la mala publicidad, se esforzaban por evitar. Asimismo, el boletín electrónico de Save Our State llamaba la atención por la virulencia racista que con frecuencia manifestaba.

Fue en ese terreno donde Turner hizo uno de sus comentarios más controvertidos, equivalente a la defensa del separatismo blanco. "Puedo argumentar que el solo hecho de que alguien crea en el separatismo blanco no lo convierte en un racista", escribió Turner en 2005. "Puedo argumentar que alguien que se proclama nacionalista blanco no es necesariamente un defensor de la supremacía blanca. No creo que quien defiende a su 'especie' o 'su raza' sea una mala persona". El Centro de Leyes para la Pobreza en el Sur consideró a Save Our State un grupo de odio desde su aparición, en 2005.

El antecesor de Turner en la posición organizadora de FAIR, Rick Oltman, era harina del mismo costal. Oltman era considerado miembro del Consejo de Ciudadanos Conservadores (CCC) en las publicaciones de ese grupo de odio, descendiente directo del grupo segregacionista White Citizens Councils; manifestó que los negros son "una especie retrógrada de la humanidad". Habló en al menos una de las conferencias de CCC y participó en una de sus concentraciones. Y no fue el único.

De acuerdo con el boletín informativo del CCC, estaba previsto que el antiguo director asociado de FAIR, Dave Ray, hablaría en otro evento del CCC. Y en septiembre de 2002, el Coordinador Regional del Este, Jim Stadenraus, participó en una conferencia anti-inmigración realizada en Long Island, Nueva York, junto a Jared Taylor. Taylor es miembro del CCC y fundador de la publicación de eugenesia racista American Renaissance.

FAIR también produjo programas donde se presentaron líderes de grupos de odio vinculados al CCC. De acuerdo con la organización antirracista Center for New Community, en el programa de televisión de FAIR, "Borderline", que ya no se emite, se presentaban entrevistas con Taylor y Sam Francis, editor del boletín informativo del CCC hasta su muerte en 2005.

Donald Collins, miembro de la junta directiva y del comité de asesores de FAIR, tiene sus propios vínculos con la supremacía blanca. Collins visita con frecuencia un sitio web de odio denominado Vdare.com, nombrado así por Virginia Dare (la supuesta primera persona blanca nacida en el Nuevo Mundo) y allí publica el trabajo de defensores de la supremacía blanca y antisemitas. Collins también publicó en The Journal of Social, Political and Economic Studies, un periódico dirigido por el tradicional académico racista Roger Pearson. (Pearson fundó la Eugenics Society [Sociedad de eugenesia] en 1963, y trabajó con, al menos, un ex funcionario de la SS de Inglaterra. También es beneficiario de varias subvenciones de Pioneer Fund.)

Varios de los artículos de Collins atacaron a los católicos y a su iglesia, debido a sus posturas a favor de los inmigrantes. En uno de dichos artículos, acusó al arzobispo de Los ángeles, Roger Mahony, de vender a su país "a cambio de más poder y gloria temporales". Collins también acusó a obispos católicos de "infiltrarse en el proceso político estadounidense y manipularlo" con el fin de debilitar la separación de iglesia y estado.

Collins no es el único vínculo de FAIR con el sitio web de odio Vdare.com. Joe Guzzardi, miembro del comité de asesores de FAIR, es el editor de Vdare.com. Escribe con frecuencia en ese sitio sobre cómo los inmigrantes latinoamericanos llegaron a los Estados Unidos con el objetivo de "reconquistarlo": una teoría conspirativa que impulsan numerosos grupos de odio.

Mala prensa
En general, FAIR ha logrado escapar de la publicidad negativa; suele describirse como una importante organización crítica de la política inmigratoria de Estados Unidos. Pero hay excepciones.

En el año 2000, FAIR publicó avisos para oponerse a la reelección del senador en representación de Michigan Spencer Abraham, un norteamericano de origen libanés que derrotó a Tanton en las elecciones internas, debido a que respaldó la emisión de más visas para inmigrantes que tuvieran educación en alta tecnología. Los avisos presentaban fotos de Abraham y Osama bin Laden una al lado de la otra y la siguiente pregunta: "¿Por qué el senador Abraham intenta facilitar que los terroristas como Osama bin Laden exporten su guerra terrorista a cualquier calle de cualquier ciudad de los Estados Unidos?". Los avisos también acusaban al senador de favorecer un proyecto de ley que "nos quitaría los empleos. Nuestros empleos".

Los avisos causaron una polémica inmediata y, en consecuencia, el senador en representación de Wyoming, Alan Simpson, un conservador acérrimo, renunció a FAIR en señal de protesta. Para defenderse, Stein insistió en que los avisos no eran racistas y posteriormente afirmó que él creía que Abraham era judío.

Ese mismo año, FAIR ayudó a financiar avisos en Iowa que fueron rechazados, debido a que promovían el "racismo de frontera", por el gerente general de WHO-TV en Des Moines. Cuando los mismos avisos aparecieron en Nebraska, el senador republicano Chuck Hagel perdió la paciencia. "La basura que pergeñan estas personas es más que terrible", manifestó Hagel.

,p>Cuatro años después, en Texas, la Coalición para el Futuro del Trabajador Estadounidense (Coalition for the Future of the American Worker), un grupo de ataque de FAIR que aparenta representar los intereses del trabajador, publicó avisos con imágenes de hombres de piel oscura merodeando en las esquinas y escapando de los patrulleros policiales. Uno de los principales objetivos del aviso, el congresista en representación de Texas Martin Frost, condenó los avisos por considerarlos racistas. Su opositor republicano, Pete Sessions, los encontró tan repugnantes que se sumó a Frost para exigir que fuera prohibida su emisión en su distrito.

En el año 2004, FAIR realizó una crítica sumamente inusual a una colega nativista, una mujer llamada Virginia Abernethy, quien acababa de sumarse al comité asesor nacional de Protect Arizona Now (PAN, por sus siglas en inglés). PAN, que recibe aproximadamente $600,000 de FAIR, había trabajado en juntar firmas para un referéndum (que finalmente fue aprobado) para exigirles a las personas prueba de ciudadanía cuando se inscribieran para votar o solicitar beneficios públicos. Sin embargo, cuando se acercaba el día de las elecciones, los periódicos anunciaron con bombos y platillos que la nueva asesora de PAN era una "separatista blanca" confesa y que trabajaba activamente desde hacía mucho tiempo en el CCC.

FAIR reaccionó de inmediato con un beato comunicado de prensa que denunciaba "las repulsivas opiniones de Abernethy". El comunicado dejó a muchos pensando; después de todo, FAIR tenía miembros del CCC entre su personal, además de muchos otros vínculos con ese grupo. Sus propios funcionarios habían estado de acuerdo con opiniones separatistas similares en varias oportunidades. Y Tanton, el fundador y principal ideólogo de FAIR, conocía a fondo el trabajo de Abernethy. Después de todo, con frecuencia había publicado sus escritos en The Social Contract, y su editor, Wayne Lutton, había compartido el podio con Abernethy en foros del CCC.

¿Hacia dónde se dirige FAIR?
Luego de la derrota del paquete inmigratorio bipartito este verano, FAIR entró en acción una vez más. En esta oportunidad fue tras la Ley DREAM, un proyecto de ley bipartito, apoyado ampliamente, que habría abierto un camino hacia la ciudadanía para los estudiantes inmigrantes indocumentados aceptados en la universidad. FAIR fue el actor clave de su derrota, y como no podía ser de otra manera, la Ley DREAM finalmente dejó de existir este mes de octubre.

¿Es éste el futuro para FAIR? Los periodistas, los políticos y el público en general, ¿continuarán tomando en serio a la organización y su propaganda nativista?

Dan Stein opina que sí.

Como expresó en la celebración con motivo del 25° aniversario de FAIR, justo cuando el movimiento nativista estadounidense comenzaba a sentir su propia fuerza: "Hoy, cuando el país finalmente avanza hacia un debate serio y realista, los fundadores han creado una organización madura y conocedora, preparada para la conducción".