Jim y Joe Rizoli dicen que los brasileros han "violado" su ciudad natal de Framingham, Massachusetts, y lo han convertido en un "campo de esclavos" del tercer mundo. Los gemelos desprestigian a mujeres inmigrantes llamándolas prostitutas y han confrontado de manera tan agresiva a trabajadores sospechosos de ser indocumentados que el Departamento de Justicia de EE.UU. realizó una audiencia pública para calmar la situación en 2006. Defienden los derechos del "discurso libre" del neo-nazi encarcelado Ernst Zundel y, el año pasado, Jim Rizoli declaró que los judíos apoyan la inmigración ilegal porque "los rusos judíos invadieron este país algunos años atrás y aprovecharon todos los servicios gratuitos que podían obtener y obtuvieron muchos". Pero ellos no son, insisten los Rizoli, negadores del Holocausto. Nada, dicen los gemelos obsesionados con la conspiración y fundaron la organización Amigos preocupados por la ley contra la inmigración ilegal en 2004, podría estar más lejos de la realidad. Sin embargo los hechos sugieren lo contrario. Intelligence Report ha descubierto una serie de publicaciones en la web que parecen venir de los hermanos Rizoli, y son inequívocos en su naturaleza. Páginas web archivadas de principios de 2000, antes de que los Rizoli se convirtieran en figuras públicas, contienen una riqueza de comentarios de personas que utilizan los mismos nombres que los Rizoli aún utilizan hoy, "jjrizo" para Jim, "JoRiz" para Joe y que tambiÉn contienen fotos de cada uno de los Rizoli. Los comentarios incluyen múltiples declaraciones sobre que los judíos nunca fueron asesinados con gas venenoso durante la Segunda Guerra Mundial y que la mayoría de las atrocidades del Holocausto habían sido terriblemente exageradas o que eran totales engaños. "La quema de cuerpos se llevó a cabo para matar las enfermedades que se hubiesen esparcido a consecuencia de los muertos que caían como insectos resultado de enfermedades y malestares, no producto de emisión de gases", dice una publicación del 12 de noviembre de 2002 que se atribuye a Jim Rizoli. La publicación declaraba que no más de 1,1 millones de judíos murieron durante la guerra. Ésa es una pequeña fracción del número de muertos de 5 millones a 6 millones que aceptan la mayoría de los historiadores. Haciendo eco de otro tema común del Holocausto revisionista, las publicaciones tambiÉn atribuían esas muertes únicamente al tifus y a otras enfermedades que se esparcieron en los "campos de trabajo", no en los campos de exterminación. "Hitler no era estúpido. Se aseguró de utilizar a los judíos y a otros para todo el trabajo que ellos podían realizar en las fábricas", dice otra publicación de "jjrizo", Ésta data del 8 de noviembre de 2002. "No digo que no había campos de concentración porque sí los había, porque había personas que eran delincuentes y había que manejar ese tipo de cosas". Negar la negación Cuando Report lo contactó para hablar de las publicaciones del Holocausto, Jim Rizoli dijo que Él era víctima del robo de identidad virtual. "DÉjeme decirlo directamente. Me robaron la identidad. Hay personas que publican cosas utilizando mi nombre". Cuando le preguntaron su opinión sobre la negación del Holocausto, declaró, "No me interesa eso. Nada. No me voy a involucrar en esas cosas". Rizoli no pudo explicar por quÉ, si de verdad le robaron su identidad, Él y su hermano continuaron utilizando el mismo nombre en el ciberespacio seis años despuÉs. Tampoco pudo explicar por quÉ alguien buscaría difamar a Él o a su hermano, en un momento en que ninguno de los dos era activista y eran prácticamente desconocidos en la comunidad. Desde el momento en que obtuvo fama, una especie de fama, Rizoli ha sido víctima de una serie de bromas en línea. Según una historia del 25 de abril en el Metro West Daily News de Framingham, tres avisos falsos de la lista de intercambio craigslist con el número de telÉfono de Jim Rizoli aparecieron en la sección "Hombres que buscan hombres" en diciembre de 2007, uno de los cuales tenía como título, "Busco mi propio show con burros". Otro aviso mostraba una foto de Jim Rizoli que sostenía un micrófono cerca de una foto de genitales masculinos junto con una regla. Los investigadores policiales confiscaron una computadora de un residente de Framingham, William Tulaba, en conexión con los avisos falsos. Tulaba está casado con Ellie Tulaba, una ciudadana estadounidense de descendencia brasilera quien era frecuentemente acosada por miembros de CCFIILE. El 31 de julio, William Tulaba se declaró inocente de acoso criminal en conexión con el caso. Pero a diferencia de las imágenes de craigslist, las fotos de los Rizoli que aparecían junto a las publicaciones de negación del Holocausto aparecieron en foros en línea en los que los hermanos Rizoli pueden haber tenido un interÉs especial. La mayor parte del material de la negación del Holocausto publicado bajo el sobrenombre de los Rizoli apareció en jehovahs-witness.com, un foro en un sitio web para ex testigos de Jehová. Por su propia cuenta, los Rizoli, que tienen 56 años, fueron testigos de Jehová desde 1973 hasta que ambos fueron "echados de la hermandad" en la dÉcada de 1990 por desafiar a las autoridades de la iglesia. Los funcionarios de los testigos de Jehová dijeron a Report que ellos nunca analizan públicamente cuando echan a algún miembro de la iglesia. Un espíritu similar Si los Rizoli realmente pasaron de ex testigos de Jehová a negadores del Holocausto, su transición tiene paralelo con la de Ditlieb Felderer, un sueco que es posiblemente el negador del Holocausto más bizarro del mundo. En sus publicaciones, "JoRiz" y "jjrizo" describieron a Felderer como su inspiración. Con su cabello rubio hasta los hombros, amplios anteojos de línea delgada y ropa de trabajo Day-Glo de la dÉcada de 1980, Felderer muestra una figura extravagante. Él lidera tours de los revisionistas del Holocausto en Polonia. Escribió libros y panfletos declarando que el diario de Ana Frank era un engaño y que los campos de concentración eran solamente "campos de trabajo" para los "delincuentes judíos". Y Él diseñó folletos "satíricos" que alentaban a los lectores a cortarse el cabello y la piel y enviarlos a los directores del museo del Holocausto con la leyenda: "Aroma a grasa judía pura: judíos húngaros, cámara de gas de Auschwitz, 1940". Como los Rizoli, Felderer declara haber sido echado de la hermandad de los testigos de Jehová. "[Felderer] no sólo hizo que los testigos de Jehová se enojaran mucho con Él, sino que como resultado de tratar de encontrar la verdad en los números, hizo que los judíos se enojaran mucho con Él", escribió "JoRiz" en una publicación que data del 29 de octubre de 2001. "No pueden ganar". Felderer se convirtió en negador del Holocausto luego de viajar a Alemania en la dÉcada de 1970 para investigar cuántos testigos de Jehová habían sido asesinados en los campos de exterminio de los nazis. Felderer declaró que se encontraba allí en viaje oficial de negocios de la iglesia, lo cual los funcionarios testigos de Jehová han negado siempre. De cualquier modo, Felderer concluyó que sólo 200 testigos de Jehová habían sido asesinados en los campos de concentración, una subvaloración que conformó un trabajo preliminar para su siguiente incursión en la negación del Holocausto en toda la extensión de la palabra. (En la actualidad, la mayoría de los historiadores estiman que entre 2.500 y 5.000 testigos de Jehová murieron en los campos de concentración nazis). En la dÉcada de 1980, Felderer dudaba públicamente de que el Holocausto hubiese existido y testificó ante la justicia que los prisioneros judíos en Auschwitz disfrutaban de comodidades tales como piscinas y salas de conciertos. Un buen 'extranjero ilegal' Para respaldar sus declaraciones en lo que se refiere al Holocausto, "JoRiz" y "jjrizo" mostraban enlaces a sitios web que operaban notorios negadores del Holocausto, David Irving y Ernst Zundel. TambiÉn mostraban enlaces a artículos publicados por el Instituto para la Revisión Histórica, un viejo equipo revisionista del Holocausto con base en California. En 2004, los Rizoli, utilizando sus nombres verdaderos, firmaron peticiones en apoyo a Zundel, publicador de tratados breves como The Hitler We Loved and Why (El Hitler que amamos y por quÉ), UFOs: Nazi Secret Weapon? (Los OVNI: ¿el arma secreta de los Nazis?) y el de triste fama Did Six Million Really Die? (¿Realmente murieron seis millones?). Zundel, quien en ese momento estaba en prisión en Alemania por promocionar la negación del Holocausto, era una elección irónica de mártir para los Rizoli, quienes habían recientemente comenzado a armar un jaleo en Framingham por la inmigración ilegal. Esto era porque Zundel, un ciudadano alemán, había vivido la mayor parte de su vida en Canadá pero fue a Estados Unidos cuando parecía que pronto iba a ser enviado a Alemania, en donde había sido declarado culpable en rebeldía. Pero abusó de su visa en los Estados Unidos y fue deportado por violaciones de inmigración a Canadá, por las cuales pronto se ordenó que lo enviaran de vuelta a Alemania. Los Rizoli dijeron a un periódico de Massachusetts que su apoyo a Zundel se basaba puramente en cuestiones de libertad de discurso. A travÉs de sus publicaciones de negación del Holocausto, "JoRiz" y "jjrizo" sostenían que su desafío de la historia establecida no era ni antisemítico ni nada menos que totalmente objetivo. "Todas esas fotos de personas tiradas a pozos y que lucían como esqueletos eran probablemente las que tenían tifus y tuvieron una horrible muerte. TambiÉn pueden ser fotos de aquÉllos que se morían de hambre porque los aliados bombardeaban todas las líneas de suministros que venían a las rutas principales que abastecían a los campos", escribió "jjrizo" en una publicación con fecha del 19 de noviembre de 2002. "Muchas de esas personas podrían haberse ido de los campos si no hubiesen muerto de tifus o no se hubiesen muerto de hambre". Los miembros de los foros que discutían esas declaraciones fueron rápidamente tildados de difamadores. "Me molesta que puedan revertir algo como la matanza de personas inocentes para hacerlo parecer como que yo lo apruebo", "jjrizo" escribió en la misma publicación que describió a las víctimas de los asesinatos nazis como víctimas de enfermedades o víctimas de los aliados. "Ustedes realmente tienen algunas cuestiones en sus vidas para las que necesitan ayuda".