Dustin Gold, 26
New Haven, Conn.

Cuando era adolescente, Dustin Gold era parte de la subcultura "gótica". Usaba maquillaje y botas negras que llegaban hasta las rodillas casi todos los días para ir a la secundaria. Ahora un investigador privado profesional que posee su propia empresa de diseño Web, Gold está, rápidamente, convirtiéndose en el muchacho de oro del movimiento en contra de la inmigración. Ha cambiado sus trapos de groupie de Marilyn Manson por trajes de negocios, y ahora solo utiliza maquillaje para sus apariciones televisivas cada vez más frecuentes en los informativos y programas nacionales y locales, en donde diserta pomposamente sobre la seguridad nacional y las cuestiones económicas relacionadas con la inmigración ilegal, siempre con un astuto giro nativista.

"[Gold] se viste bien, habla bien y tiene buen porte, esto crea un aura de autoridad", New Haven Advocate escribió en diciembre. En contraste con "los textos sensacionalistas fácilmente anulados por los medios", el periódico añadió: "Gold causa una buena impresión como alguien razonable, agradable e inteligente. Es por eso que Gold es temible. Apela a los programas de los medios que necesitan una fuente creíble sobre la inmigración y habla y recluta xenófobos fervorosos".

Gold es un jugador nuevo en el juego nativista. Apareció por primera vez el verano pasado cuando organizó una campaña de protesta contra el programa de tarjetas de residentes de la ciudad de Elm, que proporciona tarjetas de identificación del gobierno a los inmigrantes en New Haven para ser utilizadas para abrir cuentas bancarias y para acceder a algunos servicios de la ciudad; como por ejemplo sacar en préstamo los libros de las bibliotecas. Además, el año pasado, Gold lanzó el Proyecto de Vigilancia de la Comunidad del grupo en contra de la inmigración. Sus miembros llevan a cabo protestas con regularidad y dominan el testimonio público en las audiencias locales del gobierno.

"Nuestra organización posee dos objetivos claros: abolir la inmigración ilegal en el Estado de Connecticut comenzando con New Haven, y proteger nuestro derecho a ser estadounidenses", afirma Gold en el sitio Web del Proyecto de Vigilancia de la Comunidad. "Haremos todo lo que esté a nuestro alcance, legalmente, para cumplir con estos objetivos".